Drama/Escolares/Reseñas de anime/Romance/Seinen

Kuzu no Honkai [Capítulos 5-6]

kuzu no honkai

¡Muy buenas a todos! Aquí estoy una vez más con una entrada sobre Kuzu no Honkai, esta vez hablaré sobre los capítulos 5 y 6. La verdad es que cada vez me gusta mucho más este anime y con cada capítulo los personajes me sorprenden muchísimo más y nunca sé cómo van a actuar o lo que van a pensar en ciertas situaciones. Me encanta que sea todo tan adulto y maduro, dejando de lado todas esas historias cursis que nos enseñan siempre en los animes de romance escolar. Dicho esto, ¡allá va!


ATENCIÓN. SI CONTINÚAS LEYENDO ESTA ENTRADA SIN HABER VISTO KUZU NO HONKAI TE ARRIESGAS A ENCONTRARTE UNA BUENA CANTIDAD DE SPOILERS.

 Capítulo 5 – Destruction Baby

El capítulo comienza con un flashback que nos sitúa en un momento de la infancia de Hanabi, donde nos explican que su padre se fue cuando ella era muy pequeña y desde entonces lo ve todo gris y con mucha tristeza. Nada nuevo, ¿no? Uno de los aspectos típicos que nos suelen incluir en los animes son problemas familiares donde a alguno de los protagonistas les falta su padre o madre o directamente son huérfanos de ambos. Después de toda esa tristeza, aparece Kanai para consolar a Hanabi y es sólo con él con quien ella es capaz de llorar ya que ni siquiera lo hacía delante de su madre. La verdad es que con esas escenas de la Hanabi infantil con Kanai me llegan a transmitir la inocencia y pureza con la que se ama de niño, sin ninguna maldad de ningún tipo y con toda la dulzura que los niños transmiten. Aunque yo no llamaría exactamente amor a lo que Hanabi sentía de niña ya que me cuesta creer que con esa edad se pueda estar enamorado, más bien lo veo como un sentimiento de admiración, confianza y consuelo por parte de Hanabi hacia el mayor.

Justo después de ese flashback, en la siguiente escena Hanabi despierta junto a Ecchan, ambas desnudas después de haber tenido un momento íntimo (vamos a definirlo así). Cuando Ecchan se gira hacia ella, por un momento parece que la confunde con Akane. Me encantó ese contraste y la verdad es que no sabía muy bien como interpretarlo al principio pero al final he llegado a la conclusión de que a Hanabi le persiguen sus demonios y el odio que le tiene a Akane por ser alguien muy superior a ella que logra todo lo que se propone sin demasiado esfuerzo. Además de eso, también después de ver por segunda vez el capítulo llegué a pensar que quizás Akane pueda ser ese lado malvado que todos tenemos y que en algún momento va a ser algo que vaya surgiendo en varios de los personajes de Kuzu no Honkai, o al menos esa sensación es la que yo he tenido.

A continuación se centran en Mugi y… debo decir que por un momento en los capítulos anteriores pensé que era más tonto de lo que realmente es el propio personaje. Anteriormente vimos que parecía que a Mugi le cegaban sus sentimientos por Akane y no le dejaban ver la realidad, que su profesora es una mujer egoísta y malvada que sólo busca hacer daño aprovechándose de los sentimientos ajenos. Sin embargo, en este capítulo el mismo Mugi afirma saber bien el tipo de mujer que es Akane pero decide no contárselo a Hanabi para ahorrarse una reacción agresiva y poco comprensiva hacia él. Esto nos lo reafirman aún más con el flashback en el cual, después de haberse acostado, Mugi y su antigua compañera (la rubia de pelo corto de la cual no recuerdo el nombre) hablan sobre Akane. Aunque no nos lo detallan con palabras, parece ser que la compañera sabe realmente cómo es Akane y no tiene una buena impresión sobre ella, a lo que Mugi le replica que no hable así de la profesora y su compañera le responde afirmando que aún es un niño. Adoro estos pequeños detalles que nos enseñan esos sentimientos que a veces pasamos por alto, en esta ocasión Mugi vuelve a idealizar a Akane. Así es como la compañera le abre los ojos a Mugi y le enseña a la verdadera Akane, la cual entró en un hotel con un hombre bastante más mayor que ella.

En las siguientes escenas nos enseñan la decepción de Mugi al averiguar cómo es Akane realmente y darse cuenta de que la persona de la que está enamorado no es tan perfecta como él pensaba. Después de eso, Mugi tiene otra visión de las intenciones y actos de su profesora, viéndola de una forma completamente diferente, pero aún así no puede evitar dejarse enamorar por sus encantos. Esto nos lo muestran cuando al día siguiente Akane asiste para dar clases a Mugi vestida con la misma ropa que utilizaba el día anterior. Mugi se percata de esos detalles y piensa que Akane no puede vivir sin un hombre. Además, se da cuenta de lo extremadamente calculadora que es y cómo él cayó en su trampa con las escenas en la que ella intenta provocarle, seguramente por mera diversión que la saque de su aburrida vida cotidiana. ¡Menuda mente tan retorcida!

De nuevo en otro flashback, nos enseñan a Mugi y a su antigua compañera acostándose. Parece ser que ambos habían cogido la suficiente confianza para hacerle saber al otro lo que les gusta y el Mugi del presente piensa que su compañera estaba celosa de Akane con esa reacción que tuvo de morderle la oreja. Este detalle la verdad es que me encantó porque nos enseña cómo a veces no nos damos cuenta de lo que significan las reacciones de los demás y somos en cierto modo muy “torpes e inmaduros” para darnos cuenta de lo que otros piensan o quieren dar a entender. Todo eso contrasta con la visión que tenemos años más tarde en una situación similar, la cual vemos de una forma más evidente después de haber ganado cierta madurez. El Mugi del presente, decide llamar a su senpai para quedar como tenían costumbre tiempo atrás. Finalmente terminan acostándose en un hotel y ella comenta que es la primera vez que lo hacen por petición de Mugi. Lo que me dejó quizás un poco confundida fue la reacción de Mugi cuando ve que ella se ha marchado sin ni siquiera pasar la noche en el hotel. ¿Quizás pudo haberse sentido como un mero objeto o diversión? ¿Acaso se sentía solo y deseaba pasar la noche con ella para no sentirse de esa forma? ¿Qué pensáis vosotros?

A partir de ahora, en el capítulo nos van intercalando escenas de Hanabi-Mugi y Akane-Kanai pero yo voy a comentar primero las escenas de una “pareja” y después las de la otra para no hacerlo demasiado confuso ya que son momentos que parece que suceden al mismo tiempo pero en lugares diferentes y leerlo no es igual que verlo en el anime.

En la azotea del instituto, Mugi y Hanabi pasan un rato juntos y ella comienza a pensar en que ambos esconden cosas al otro y que aunque son tan cercanos realmente hay ocasiones en las que son dos completos desconocidos. Ella se plantea que ya no necesita más a Mugi porque con Ecchan ha llenado el vacío de la soledad. Personalmente, adoro las reacciones de Hanabi y Mugi cuando se besan aún a sabiendas de que ambos han tenido a otra persona con quien se han acostado.

Mugi y yo realmente nos parecemos. Ambos somos horribles.

Cuando ambos llegan a casa de Mugi besándose, nos enseñan un momento en el que Hanabi está nerviosa y saca su lado más tímido. Creo que ese estereotipo que existe de que “los hombres van a lo que van” está demasiado generalizado y es así como nos muestran a Mugi en esta escena. El hecho de ver a Hanabi como alguien delicada y su bonita apariencia hacen que Mugi quiera aprovecharse de la situación, sabe que es donde va su mente simplemente por ser hombre y eso mismo le hace sentirse disgustado y triste. Una vez en la cama, Mugi se percata de la marca que Ecchan le había dejado a Hanabi en el cuello y decide ser él quien haga una nueva marca sobre la anterior. ¿Puede ser un deseo de posesión? ¿Mugi no quiere que Hanabi sea de alguien más? Hasta el momento nunca le ha impedido relacionarse con alguien más pero a mi parecer Mugi ya empieza a sentir una mayor atracción por Hanabi y no sólo de manera física. Hanabi desea llevar la situación hasta el final y Mugi en un principio se niega alegando que eso sería romper las normas de su pacto. Sin embargo, terminan intentándolo y rompen las normas de su contrato… o al menos lo intentan. Hanabi no puede continuar y se pregunta porqué no consiguen hacerlo. Él cree que es porque no sienten sentimientos y una vez más Hanabi intenta obligarse a sí misma a amar a Mugi pero él parece burlarse de sus sentimientos cuando da a entender que ella está actuando de una forma muy extraña. Hanabi se dispone a marcharse molesta por las palabras de Mugi y él la pregunta si quiere que salgan en serio, a lo que ella no responde y finalmente se marcha después de que Mugi la pregunte si aún sigue siendo virgen. ¿Qué ocurrirá cuando se den cuenta de todo lo que se han estado escondiendo el uno al otro? Es más que obvio que, si en la azotea Hanabi ha reconocido haber estado con alguien y después ha dado a entender que continúa siendo virgen, Mugi tiene que sospechar que ahí hay algo extraño.

En cuanto a los dos profesores, primero nos muestran una escena en la que Akane está apoyada en el piano mientras repite una y otra vez lo monótona que es la vida cotidiana y como ella desea tener la libertad de hacer que su rutina cambie de alguna forma.

— El tiempo pasa igual para todos. Todo depende de si tu vida es aburrida o no.

Y allí está una de las personas de las que más provecho va a sacar para hacer de su vida una mayor diversión, Kanai. Una vez más Akane saca su lado inocente para decirle al profesor que aún no le ha dado una respuesta mientras se repite a sí misma lo aburrida que es toda esa situación. Le propone salir a beber algo después del trabajo y ella termina bebiendo hasta el punto de estar ebria, únicamente para poder soportar el aburrimiento que siente cada vez que está con Kanai. Cuando salen del bar, Akane tropieza y él la coge entre sus brazos cual príncipe azul, seguido de las palabras “menos mal, Hana-chan“. Estas palabras despiertan el lado más cruel de la profesora. ¿Acaso Kanai está enamorado de Hanabi? ¿Por qué dice su nombre delante de la mujer de la que se supone que está enamorado? ¿Seguro que es sólo por costumbre y no siente algo más por la estudiante? Gracias a esto, la situación se vuelve mucho más divertida para Akane y cede a ir más lejos con Kanai. Ella le besa, un día tan aburrido se había convertido en uno de lo más divertido.

Kanai es un personaje totalmente diferente a Akane, es el más torpe y sencillo de todos, el típico príncipe azul de cuento que no tiene reacciones para nada entretenidas. Además es inocente e incapaz de ver lo que verdaderamente son las personas. Después del momento romántico en el que Kanai lleva a Akane a su “lugar especial” para ver el horizonte, ambos terminan en un hotel para acostarse. Akane saca una vez más esa inocencia fingida y comienza a hablar de Hanabi, lo cual le parece realmente divertido, y dice estar celosa de ella, a lo que Kanai responde besándola y ella se queja para sí de lo fácil que es conquistarle y hacer con él lo que ella desea.

Y por si todo esto parecía poco… llega la escena final del capítulo, en la que Akane y Hanabi se cruzan en el pasillo del instituto y la profesora le dice a la alumna que se ha acostado con el hombre del que está enamorada. ¡Que no habíamos tenido ya suficiente crueldad por parte de la bruja de Akane! La verdad… después de esto cada vez me espero más cosas de Akane y de lo que tendrá en esa mente tan retorcida.

Capítulo 6 – Bienvenido a la Dimensión X

El capítulo comienza con la última imagen de Akane y Hanabi en el capítulo anterior. Hanabi piensa en que Akane le está robando todo lo que ella quiere incluso aunque no lo desea y se pregunta si realmente alguien puede sentirse bien al pisotear los sentimientos de los demás. Ella se propone hacer lo mismo, quitarle a Akane a todas las personas que tiene a su merced únicamente para vengarse y dejar de sentirse vacía por dentro. Me encanta la comparación que hacen entre la Hanabi actual y la Hanabi del pasado, pequeña e inocente que no desea hacer ningún mal a nadie. Creo que la comparación está perfectamente representada con ambas facetas de Hanabi y expresa muy bien algunos pensamientos que tenemos las personas en ocasiones.

En el instituto, Hanabi acepta la propuesta que Mugi le hizo el día anterior de ser una pareja real pero al salir cada uno se va por su lado y ella se reúne con Ecchan. Uno de los personajes que me sorprenden cada vez más es Ecchan que, después de que Hanabi le pidiera perdón y decidiera no verla a solas de nuevo ahora que había comenzado a salir en serio con Mugi, se promete a sí misma no rendirse ni dejar marchar a Hanabi. La que creía que era una chica amable, dulce y comprensiva también ha sacado su lado más egoísta y posesivo. Al día siguiente, mientras Hanabi está en la biblioteca, Ecchan se sienta a su lado y empieza a meterla mano, de nuevo saca otra vez ese lado egoísta que todos tenemos e intenta provocar a Hanabi. Me encantan las reacciones que tiene Ecchan porque siempre tengo la sensación de que representa a la perfección los sentimientos que tenemos los humanos al enamorarnos. Ecchan se dejó utilizar por amor y una vez que hizo suya a Hanabi no está dispuesta a dejarla marchar sino que va a luchar por conseguirla y tenerla sólo para ella después de haber visto que puede tener alguna oportunidad. Una vez más, Ecchan nos demuestra su odio hacia los hombres diciéndole a Hanabi que aunque esté con alguien no tiene que mostrarse como ella es verdaderamente sino que puede esconder sus verdaderos sentimientos para no salir herida de ninguna situación. Además, estos pensamientos nos recuerdan a la actitud de Akane al fingir ser alguien que no es frente a los demás.

— ¿Y si quiero que sepan mis verdaderos sentimientos?

¿Qué hay de malo en tenerte a ti misma como la única que sabe lo que realmente eres?

Hanabi piensa que las palabras de Ecchan suenan muy tristes viniendo de ella. Poco a poco nos vamos dando cuenta de que verdaderamente todas las personas se sienten solas e intentan aliviar esa soledad de una forma diferente. Unos utilizan la sinceridad, luchan por su verdadero amor y otros recurren al engaño, la posesión, el egoísmo…

Y si hay un personaje en este anime que me esté confundiendo por sus cambios de opinión y sus retorcidas estrategias esa es Hanabi. En una de las escenas Hanabi se encuentra con el amante de Akane, quien era su supuesto alumno, y decide comportarse igual que la profesora para acercarse a su amante y utilizarle como conejillo de indias en sus primeros planes de quitarle a Akane a todas las personas que están obsesionadas con ella. Al final, ella misma llega a la conclusión de la diferencia abismal de autoestima y confianza que hay entre las dos. Personalmente, no llego a comprender a Hanabi en este capítulo y todo se está volviendo mucho más enrevesado que antes ya no sólo por un simple amor no correspondido sino porque Hanabi se toma las acciones de Akane como algo muy personal y creo que se está confundiendo al querer comportarse igual que ella para quitarle a las personas que tiene a su alrededor.

La estupidez que hace que la gente sienta que su mundo acabará con el más simple rechazo… es el amor.

Después de la escena entre Hanabi y el amante de Akane, nos muestran un sueño que está teniendo Hanabi, en el cual aparece ella de niña y Kanai le habla de que a veces las cosas son como son y no pueden funcionar por mucho que quieras a alguien. Hay veces en las que me identifico con la forma de pensar de Kanai con esa actitud tan sencilla y poco luchadora, todo hay que decirlo.

El protagonista del final del capítulo es Mugi, que se encuentra en el instituto a Ecchan y ésta le dice que debería tener cuidado porque Hanabi es muy popular entre los chicos. La reacción de Mugi comienza a ser de celos, teme ser engañado y probablemente deduzca que Ecchan sabe algo que él no sabe de Hanabi. ¡Vamos Mugi! ¡Si con eso no te das cuenta de lo que hay…! Cuando terminan las clases, Mugi vuelve a casa y allí se encuentra a Moca volviendo a insistir de nuevo con la idea de que Hanabi le está utilizando, que realmente no le ama y que quiere ser ella quien pueda tener la oportunidad de estar con él. La verdad es que en esta escena Mugi me pareció aún más egoísta —nunca le había visto tan egoísta ya que el pacto que existía con Hanabi desde el primer episodio había sido por decisión de ambos— cuando le propone a Moca tener una cita juntos y ésta acepta entre lágrimas. Mugi, además, piensa que es demasiado amable con ella y que no quiere que le vea como el príncipe azul de sus fantasías porque realmente no lo es.


¡Pues sí que ha salido un buen post esta vez! Había muchas cosas de las que hablar en estos dos capítulos porque cada vez parece que hay muchos más sentimientos diferentes, distintas formas de enfrentarse a las relaciones con otras personas… Odio, amor, amistad… y hay taaantos pequeños detalles que nos dan a entender algunos sentimientos en los personajes que ni siquiera expresan con palabras… Tenía que comentarlo todo así que al final ha salido una entrada quizás demasiado larga.

¡Aún así, espero que os guste y la disfrutéis! ¡Volveré pronto para traer nuevas entradas además de las de Kuzu no Honkai!

Anuncios

2 pensamientos en “Kuzu no Honkai [Capítulos 5-6]

  1. ¡Al fin me puse al día con Kuzu no Honkai!

    Me ha gustado la manera con la que el anime está representando la actitud un poco a la desesperada en la que está cayendo Hanabi. No lo digo sólo por su venganza personal con Akane, sino porque en general intenta llenar el vacío que le produce el amor no correspondido de Kanai aunque sea de manera forzada: Mugi, Ecchan, el amante de Akane… todo ello también es parte de la frustración en la que está sumida. Moralmente no es lo más acertado, pero a la vez es algo que hace muy humano al personaje.

    La escena de la Hanabi niña como voz de su consciencia más pura, inocente y racional es muy acertada. Es decir, la niña demuestra tener los límites éticos más claros que la propia adolescente.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Estoy totalmente de acuerdo! Todos los personajes tienen sus personalidades muuuy bien definidas pero es que además la de Hanabi es taaan compleja que me encanta. A veces es muy poco predecible y tiene sentimientos muy reales si los comparamos con los de la vida real.
      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s