Drama/Escolares/Reseñas de anime/Romance/Seinen

Kuzu no Honkai [Capítulos 3-4]

kuzu no honkai

Después de la entrada de ayer con los dos primeros episodios de Kuzu no Honkai, llega hoy la entrada con los capítulos 3 y 4. Me encantó hacer el primer post y además estaba deseando hablar de este maravilloso anime para poder compartirlo con más gente. Espero que el primer post os gustase, ¡comencemos con este nuevo post!


ATENCIÓN. SI CONTINÚAS LEYENDO ESTA ENTRADA SIN HABER VISTO KUZU NO HONKAI TE ARRIESGAS A ENCONTRARTE UNA BUENA CANTIDAD DE SPOILERS.

Capítulo 3 – Show me love, not a dream

Después del final que dejaron en el segundo capítulo, yo me quedé con ganas de saber más sobre Ecchan y en el principio de este capítulo nos comienzan a contar la historia de cómo Ecchan se enamoró de Hanabi. Aparece Ecchan en el tren y un hombre empieza a abusar de ella pero aparece Hanabi, la pregunta si la está molestando y consigue que el hombre se marche. Adoro ese cariño, esa amistad y ese apoyo que Hanabi muestra hacia Ecchan cuando al salir del tren sujeta su mano y la sostiene durante todo el camino después de decirla que no se contenga y que sabía que se había sentido realmente asustada en aquella situación. Después de esa situación tan aterradora, Ecchan ve a Hanabi como su primer amor y asume que o bien odia a los hombres o bien no está interesada en el romance.

Y por fin nos enseñan las escenas anteriores al beso entre las dos que tan de sopetón nos pilló en el anterior capítulo. Las dos tienen la típica conversación de chicas hablando de sus cosas hasta que se van a dormir. Me fascina cómo se habla de pequeños detalles que el espectador no puede adivinar como el olor a champú y la humanidad que se ve en las acciones de los personajes. Continúan hablando en la cama y Hanabi le pregunta a Ecchan de quién está enamorada. Personalmente, me encanta cómo el personaje de Ecchan actúa de forma tan natural y se deja llevar por sus sentimientos, los cuales expresa de una forma tan sincera. Sin pensarlo dos veces, se lanza a besar a su mejor amiga arriesgándose a perderla como tal pero deseando que sepa todo lo que siente por ella. La sinceridad y la naturalidad con la que Ecchan ve el amor me fascina, simplemente adoro a este personaje. Después de haber observado a Hanabi durante tanto tiempo es capaz de ver que ella realmente no está enamorada de Mugi y finalmente tiene que confesar que únicamente está con él porque su amor por otra persona no es correspondido.

Entonces… ¿por qué no puede ser conmigo? Yo también puedo reconfortarte.

Unas palabras por parte de Ecchan de lo más bonitas para mí y muy dolorosas para el personaje de Hanabi ya que parece verse reflejada en ellas al sentir lo mismo cuando piensa en su profesor. Cuando te enamoras tiene que ser esa persona. Además de eso, Hanabi se da cuenta de que ser el deseo de una persona a quien uno mismo no puede corresponder de la misma manera es una situación igual de difícil que la de no ser correspondido. Creo que este tipo de mensajes en Kuzu no Honkai son de las cosas que hacen que me enamore más y más de él por la forma tan realista de ver el amor y muchas veces yo misma me identifico con los sentimientos de los propios personajes.

Después de estas primeras escenas de Hanabi y Ecchan, nos enseñan más detalles de la historia de Mugi y cómo comenzó a tener experiencia en las relaciones —al contrario que Hanabi—. La verdad es que con Mugi tuve sentimientos encontrados al ver su pasado y me pareció muy triste que él pensase que no es más que un “juguete para adolescentes” cuando realmente si él lo ha sido es porque lo ha permitido. Tanto cuando se acostaba con una compañera del instituto como en el pacto del reemplazo que él mismo le propuso a Hanabi, él mismo se autodefine de esa manera y en algunos momentos me parece un personaje un poco vacío, que sufre en silencio y no ve más allá de su amor por Akane. Pero al mismo tiempo hay veces en las que me transmite mucha ternura, como cuando en el flashback dice que se tomó esa relación con su senpai como algo casual pero terminó siendo algo más serio.

Después de ese flashback, el anime vuelve de nuevo al presente y Mugi despierta excitado. Esto le trae una situación algo incómoda cuando llega Hanabi a su casa y se mete en la cama con él. Me encantó ver en esta escena a un Mugi más débil y sensible, al contrario que en otros muchos animes donde el personaje masculino principal tiende a tener más seguridad y confianza en sí mismo. Al fin y al cabo, es un adolescente y me encanta que a ambos protagonistas los representen de una forma acorde a su edad, no son extremadamente infantiles y tampoco extremadamente maduros sino que se dedican a descubrir todo lo que corresponde a su edad y la relación entre los dos no es la más pura e idealista. Una vez más este anime nos presenta una escena de sexo bonita a la vez que realista donde los dos protagonistas —en especial Hanabi, quien tiene menos experiencia— van descubriendo y experimentando en su relación.

Aparte de los sentimientos de Mugi al recordar el pasado, durante la escena en la cama me sorprendió bastante Hanabi. Mientras que Mugi aún continúa pensando en Akane, Hanabi por su parte se preocupa más de satisfacer a Mugi y parece que deja un poco a un lado sus sentimientos por Kanai. Sinceramente, pensé que eso llegaría más adelante y me sorprende que ya en el tercer capítulo Hanabi deje ver que sus sentimientos por Mugi empiezan a cambiar.

— Quiero intentar amarte, Mugi.

Aunque por otra parte, también creo que es normal que sus sentimientos empiecen a cambiar después de estar compartiendo tanto tiempo con él. Además, Hanabi empieza a pensar en los motivos que hacen que se sienta más cómoda al verse en esas situaciones con Mugi e incómoda con Ecchan. ¿Es sólo porque es una chica?

Y para finalizar el capítulo tenemos algunas escenas en las que el protagonismo se le lleva Akane, que parece no ser tan buena como aparenta frente a los demás cuando se la ve con un hombre más joven que ella. A pesar de que es obvio que es un amante, me duele ver a Mugi ciego de amor y engañándose a sí mismo cuando las cosas están tan claras. Creo haber escrito ya en el post anterior —y si no lo escribo aquí— que pienso que Kuzu no Honkai representa a la perfección las diferentes formas de ver el amor y la cantidad de sentimientos que se pueden experimentar al enamorarse y en estas últimas escenas vi en Mugi ese sentimiento que tenemos los humanos muchas veces de idealizar a la persona de la que estamos enamorados como si todo en ella fuera perfecto y no hubiera nada negativo más que, quizás, su amor no correspondido. También se ve cómo las terceras personas ven las cosas con más claridad —como cuando Hanabi se da cuenta enseguida de las intenciones de Akane— y, aunque muchas veces no lo hacemos, deberíamos prestar más atención a sus consejos.

Capítulo 4 – Bad apple!!

En este capítulo nos terminan de presentar a los dos personajes que faltan —por el momento esto parece un hexágono amoroso y no parece que nos vayan a incluir ningún personaje más— de los que parecen ser partícipes dentro de toda esta trama amorosa tan compleja. Esos personajes son Akane y Kanai.

En primer lugar después de ese final del tercer capítulo, en el cual terminé odiando con todas mis fuerzas a Akane, nos comienzan a contar su pasado y ella misma relata sus propios sentimientos. ¿Sentimientos? ¿Akane sabrá lo que es tener sentimientos? Después de quedarme con la sensación de que era una mala persona, con el principio de este capítulo ya lo puedo afirmar definitivamente. ¡Akane es una auténtica bruja! En todos los animes de romance siempre hay una “mala” o una rival para la protagonista que de una forma u otra es buena persona pero en este caso la autora se lució e hizo de Akane una malísima persona. Después de ver su pasado y de que ella misma reconociera en este capítulo que le gusta hacer daño a los demás, no parece que guarde ni un sólo sentimiento bueno. Akane es una mujer vacía, fría, cruel y mentirosa. Sólo se quiere a sí misma, le encanta ser deseada por los hombres —aunque lo que ella hace es jugar con ellos y con sus sentimientos— y disfruta haciendo daño a los demás siempre que tiene la oportunidad.

Prefiero morir que verme destruida como ella.

Estas palabras de Akane al referirse a su antigua compañera de instituto me hace pensar que también ella misma intenta cubrirse con una coraza para no sufrir por culpa de nadie pero realmente es que no puedo ver ningún buen sentimiento en ella.

Por otro lado, Kanai narra sus propios sentimientos. Al contrario que Akane, Kanai es un hombre sencillo, algo inocente al confiar fácilmente en otras personas y que cree en el amor a primera vista, de hecho así es como surge su amor por la profesora. Kanai no parece ser nada complejo en su personalidad y quizás por eso no me resulta un personaje demasiado atractivo o llamativo pero en algunas cosas me puedo llegar a identificar con él.

Durante el capítulo, Akane elabora un plan propio de la bruja del cuento y termina citando a Hanabi y Kanai en el salón de música cuando sabe que el profesor finalmente va a confesar lo que siente por ella. Así, Hanabi sufrirá al ver algo que parezca que ha ocurrido simplemente por casualidad. Desde luego… ¡menuda mente tan retorcida tiene Akane! A cada segundo del capítulo la he odiado más y seguramente ese odio vaya en aumento de ahora en adelante… ¡con lo mosquita muerta que parecía! Por otra parte, también creo que Akane siente envidia porque a veces Hanabi acapara la atención de otras personas sin ni siquiera quererlo y por esa razón, entre otras, la profesora quiere hacerla tanto daño.

Después de ver la declaración del profesor, Hanabi se lamenta por no haber tenido el valor de confesarle su amor a él por miedo a perderle como su “onii-chan” que es. Más tarde decide ir a casa de Mugi para contarle todo pero decide no hacerlo para no hacerle daño por su propia conveniencia. Finalmente decide regresar a su casa y aparece Ecchan, quien la estaba siguiendo y sabía perfectamente que había ido a casa de Mugi. Una vez más, me encanta la sinceridad de Ecchan y cómo afronta situaciones que pueden ser muy duras y dolorosas para ella. Hanabi comienza a aceptar cada vez más los sentimientos de Ecchan.

¿Por qué me quieres tanto?

Abrazo… ¡y zas! Una vez más tenemos una escena en la cama —la verdad es que me esperaba que volviera a ocurrir algo entre ellas, sobre todo por el spoiler que hacen ya en el opening—. Al no tener a Mugi para desahogar y dejar ir todo su dolor, Hanabi se aprovecha del amor de su amiga y se acuesta con ella por voluntad propia. Aunque Ecchan sabe que Hanabi no está enamorada de ella y realmente no la obliga a nada, ella siente ese deseo de apoyarla y de demostrarla todo su amor para ir haciéndose un lugar dentro de su corazón, no sólo como amiga sino como algo más. Hanabi, por su parte, ve a Ecchan como otro reemplazo con el cual ver a Kanai pero también se deja llevar la situación para no perder a quien ella considera su amiga. Mientras que en otras ocasiones hemos visto escenas de sexo en las que los personajes simplemente satisfacen sus deseos sexuales con un reemplazo, en Ecchan veo ese amor verdadero y la delicadeza de sus gestos al igual que el cariño verdadero que le muestra a Hanabi me pareció una de las escenas más bonitas que he visto en los cuatro capítulos emitidos hasta ahora.

Finalmente, cuando Hanabi está sola de nuevo, su propia conciencia la lleva a pensar en que realmente lo que ella está haciendo con Ecchan no es muy diferente del comportamiento egoísta que tiene Akane al manipular a otras personas y hacerlas daño aprovechándose de sus sentimientos. Sin embargo, Hanabi no piensar dejar que Akane la pisotee y hará todo lo posible para estar a su misma altura.

La verdad es que cada uno de los capítulos de esta serie dejan ver nuevos sentimientos propios del amor y eso me encanta, lo hace todo extremadamente complejo con unas escenas de lo más bonitas… y otras en las que odio a muerte a algunos personajes.


Pues hasta aquí llega esta segunda entrada de Kuzu no Honkai. Como en estos últimos días tuve algunos problemas con el funcionamiento del blog y fue imposible entrar, al final he tardado en empezar estos análisis más tiempo del que quería. En un principio había pensado en ir haciendo una entrada cada tres o cuatro capítulos pero viendo que me extiendo bastante creo que lo mejor es que sean cada dos capítulos así que… ¡tendréis una entrada de Kuzu no Honkai cada dos semanas! De esta manera puedo ir escribiendo sobre este anime un poco más tranquila y también hago otras entradas diferente para que no sea continuamente Kuzu no Honkai y que quien no lo esté viendo ahora encuentre ninguna otra entrada en mi blog.

¡Espero de verdad que os estén gustando estas entradas y disfrutéis leyéndolas tanto como yo escribiéndolas! Muchísimas gracias a todos los que leéis mis parrafadas y ya sabéis que espero vuestra opinión aquí abajo, en la caja de comentarios. ¡Hasta la próxima!

Anuncios

7 pensamientos en “Kuzu no Honkai [Capítulos 3-4]

  1. Creo que estas dejando algo de lado en cuanto a la estructura de la serie, mucha de la congruencia en la historia no se traslada muy bien a la dirección, y a la estructura general de la serie;cosas como las motivaciones no están tan claras. Por ejemplo en el episodio 1 la serie no establece que Hanabi solo podía manifestar emociones al Oni-chan (no me acuerdo de su nombre :p) y es por edo que puedo sacar sus emociones con echan tan facílmente, me pareció muy raro que ahora pueda manifestar sus sentimientos no solo con su amiga sino también expresar odio a su maestra, encima del hecho de que Hanabi nos dijo que no sentía nada hacia ella en el primer episodio. Pero bueno esa solo es mi opinión y respeto la tuya también :D, buena entrada!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Bueno… supongo que si al principio Hanabi no sentía nada hacia su profesora era porque quizás no se había dado cuenta aún de lo mala persona que es y que ahora lo único que quiere es hacer daño a los demás.
      No entiendo muy bien lo que has querido decir con lo de Hanabi y Ecchan. Yo no pienso que Hanabi no pueda enamorarse de alguien que no sea su profesor pero me esperaba que todos esos “líos amorosos”, fuera del amor no correspondido del profesor y del reemplazo que pactó con Mugi, sucedieran más adelante. ¡Pero me encanta cómo está sucediendo todo! Porque la trama me sorprende siempre y los personajes a veces actúan más por impulso y dejándose llevar. Ahí creo que se ve más eso de que cuando una persona está enamorada seguía más por el corazón que por la razón.
      ¡Me alegro de que te haya gustado la entrada, muchas gracias por comentar siempre! 😀

      Le gusta a 1 persona

      • Ah bueno, en ese caso sigo diciendo que no niego que pueda enamorarse y sentir algo más por Mugi, de hecho desde el principio tengo bastante claro que terminarán enamorándose los dos y al final estarán juntos. Puede que me equivoque y la trama sea completamente diferente a eso pero para mi gusto tiene toda la pinta de que será así. Lo que sí esperaba es que, ya fuera por parte de Hanabi o por parte de Mugi, se empezasen a enamorar más adelante el uno del otro.

        Le gusta a 1 persona

  2. ¿Podrá sostener Akane la espiral de maldad en la que vive? Hanabi tiene una buena carta que jugar, que es abrirle los ojos a su “onii-chan” de la manera que crea más conveniente. A priori Mugi lo tiene más complicado porque Akane es su sueño.

    ¡Enhorabuena por la currada con las entradas!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s